domingo, 30 de julio de 2017

Entrevista a Antonio Reina

Antonio Reina es el escritor del libro  “En el mar de Dirac” un Thriller erótico.

Para empezar y que la gente sepa acerca de quién es realmente el autor del libro”En el mar de Dirac”. 

¿Quién es exactamente Antonio Reina? 

Siempre he dicho que una de las cosas que me parecen más difíciles es definirse a uno mismo con imparcialidad. 

Yo creo que soy un tipo corriente que ha vivido lo suficiente como para poder contarlo sin complejos.  
Lector empedernido, cinéfilo sin caer en el frikismo, amante de la música (de casi toda) y de la buena conversación, heterosexual, me gusta el whisky y los buenos coches. 

¡Ah! Y no soporto la tontería de ningún tipo. 

Con eso es suficiente para saber por dónde voy. 


¿Has escrito algo más aparte del libro que tienes publicado? 

Escribo desde siempre. 

Aunque “En el mar de Dirac” es mi primera novela, soy autor de cinco obras de carácter científico-literario, algunas de las cuales han servido de base para el desarrollo de productos tecnológicos que hoy son una realidad en el mercado. 


¿Te costó mucho escribirlo? 

No lo sé. 

La historia es tan especial para mí que, en realidad, fue brotando desde algún lugar oscuro en mi interior. 

Fue una especie de parto de seis meses y, como tal, no recuerdo el dolor, solo sé lo mucho que quiero a este hijo. 


¿Necesitaste documentarte para poder escribirlo? 

Naturalmente, en especial con algunos de los personajes que han vivido situaciones límite. La actividad de CyberAct es real y más que una tendencia tecnológica es una realidad. 

Los conflictos armados, la vida de los mercenarios, el arte del Kendo, los muchos casos de abuso de poder en el seno de colectivos muy concretos… En fin, documentarse o asumir que lo que escribes carece de la más mínima rigurosidad, cosa que me parece una estafa al lector y, en último extremo, a mí mismo. 


Ahora hablemos de la portada de tu libro, ¿de dónde salió la idea de la portada? 

En el mar de Dirac ha tenido dos portadas, ambas son diseños míos, si bien el arte final de la primera fue cosa de El Salto Editorial y Carlos Venegas. 

En mi opinión ambas intentan expresar la esencia de la novela, la segunda de una forma más evidente y clara, desde luego. 


¿La portada que en mi opinión es bastante provocativa fue idea tuya o de alguna editorial? 

La actual portada es muy ilustrativa. 

La imagen de una mujer dura, representada en sus zapatos de tachuelas y tacón de aguja, sometiendo a un hombre desnudo, es, en mi opinión, una metáfora absolutamente descriptiva de la evolución de María, el personaje que narra la historia y el centro de la misma. 


¿Te atreves a contarnos que sentiste al poner la palabra “FIN” en tu libro? 

Yo me atrevo casi con todo. 

Soy un temerario sin remedio. 

Verás, cuando acabé la novela sentí que volvía a quedarme huérfano, en cierto modo. 

El proceso de escritura fue tan intenso que me convertí en María, en Liberto, en Gael, en Ali… y comía, dormía y vivía solo por y para ellos. 

Dejarlos atrás me costó bastante, tanto que decidí continuar la historia y ya estoy con la segunda parte de lo que promete ser una trilogía. 


¿Con qué personaje de tu libro te sientes identificado? 

Me gusta especialmente Liberto, tal vez porque, con el paso de los años, uno es consciente de los errores que cometió en la vida y, a menudo, es demasiado tarde para ponerles remedio. 

En realidad, me identifico con todos ellos, en una parte distinta en cada uno. 


¿Podrías decirnos la razón de dicha identificación? 

Es que yo creo que la esencia del ser humano es así, yo soy así y tú también. 

Quizá no lleguemos nunca a alcanzar la intensidad con que viven sus vidas, no tengamos la crueldad que demuestran, ni la pureza de espíritu que lucen en ocasiones, pero lo que es seguro es que todos somos capaces de lo mejor y de lo peor a un tiempo y que solo las circunstancias y el entorno condicionan que seamos Jeckyll o Hyde. 


Las personas que comiencen a leer tu libro se van a encontrar con nombres bastantes conocidos, como Alicia, María, Gael y Caín, entre otros, pero yo digamos que tengo una mente un tanto especial, he de reconocerte Antonio que los nombres que te acabo de citar (María y Caín) me han recordado a la Biblia y a todo ese tema relacionado con la religión.

Es por ello, que me voy a lanzar a la piscina atreviéndome a formularte la siguiente pregunta.

¿Por qué de esos nombres bíblicos habiendo tantos por escoger? 

Sé que hoy en día no es muy común reconocer esto, simplemente porque nos encaminamos a una sociedad formada en el analfabetismo y la falta de valores, pero yo, que soy ateo, también soy producto de mi educación cristiana. 

Nada en “En el mar de Dirac” es fruto de la casualidad. 

Los nombres definen, a grandes rasgos, mucho de la personalidad de cada personaje. 

¿Acaso Caín no hace honor, sobradamente, a su homónimo? No podría haberse llamado de otra forma. 


Imagínate por un momento que todavía existen personas que no han leído tu libro. 

¿Se los recomiendas leer? 

Como autor, uno debe aspirar a que lo lean cuantas más personas mejor, naturalmente. 

Sin embargo, creo que la literatura debe ser ante todo, entretenimiento, evasión, diversión… yo lo recomiendo especialmente a los lectores que disfrutaron con la Saga Millenium, de Larsson, con series como Mentes Criminales o con películas clásicas como Instinto Básico. 

Se lo van a pasar de muerte. 


¿Podrías explicar muy brevemente porqué recomiendas ese libro exactamente y que es lo que se van a encontrar dentro de él? 

“En el mar de Dirac” es, como decía antes, intriga, sexo, amor, locura, crueldad, acción, terror… 

Creo que cada lector encontrará una razón para quererlo y odiarlo a la vez. 

Y eso, amiga mía, tengo que decirlo aun a riesgo de parecer presuntuoso, no es demasiado frecuente en el panorama literario actual. 


¿Cómo sueles llevar el tema de los comentarios que la gente te deja en Amazon? 

Llevo bien las críticas, las buenas y las malas. 

Las primeras me halagan, cosa que resulta agradable, pero las segundas me enseñan, lo que es imprescindible para cualquiera que quiera crecer como profesional. 


Vamos a irnos a ese “momentazo” en el que ves tú primer libro publicado. 

¿Qué sentiste en ese instante? 

Soy el primer fan de “En el mar de Dirac”. 

Creí que era justo. 


¿Qué aficiones tienes aparte de la escritura? 

Música, cine, libros y las reuniones con amigos. 

Soy muy de familia y amigos. 


¿Sueles leer? 

Es imposible escribir sin leer constantemente. 


¿Qué géneros son los que más te gustan leer? 

Casi todos. 

Me gusta lo que está bien escrito, según mi criterio, claro, que no tiene porque coincidir con el de todo el mundo. 

Leo por igual, poesía, drama, thriller, novela negra… 


¿Cuándo comienza tu pasión por la escritura? 

Desde pequeño, con diez u once años, dibujaba y guionizaba mis propias versiones de los comics de Marvel. 

A partir de ahí, he escrito toda mi vida. 


¿Te has planteado alguna vez escribir acerca de otro género? 

En realidad, no soy muy de géneros. 

Sé que es un error porque la gente busca temáticas concretas a la hora de comprar un libro, pero es que, de verdad creo que toda vida es una mezcla de géneros y a mí me gusta escribir sobre la vida y la gente que la vive. 


¿Cuáles son tus planes de futuro cómo escritor? 

Nunca hago planes más allá de mañana. 

No tiene sentido, quién sabe dónde estaremos dentro de un mes o tres años. 

Lo que tengo claro es que quiero seguir escribiendo. 


Desde hace un tiempo se está viendo mucho el tema de la piratería, ¿podrías darnos tu opinión acerca del tema? 

 Creo que ese asunto es imparable y, por tanto, tendremos que ver la forma de hacerlo jugar a favor de los autores. 


¿Qué prefieres editorial o auto publicación? 

Lo que mejores opciones de difusión te ofrezca en cada momento. 

No tengo preferencias, aunque creo que es mejor una editorial potente que batirte el cobre con miles de escritores en Amazon. 

Es extenuante. 


¿Has llegado a pensar alguna vez en la posibilidad de que, si un libro de papel valiese igual que el formato digital las editoriales y los autores saldrían ganando, o que al menos no fuesen tan perjudicados? 

Si tuvieran que valer igual, probablemente lo que pasaría es que un Ebook costaría 15 euros. 


¿Qué prefieres Ebook o papel? 

Los dos, para según qué ocasión. 

Es más cómodo el Ebook, pero el tacto y el peso de un buen libro no lo puede sustituir nada. 

Al menos de momento. 


¿Qué consejo le darías a todas/todos esos/esas autores/autoras que tienen miedo a publicar su libro? 

Que en la vida no hay que tener miedo a nada, solo a la incertidumbre de qué habría pasado si hubiéramos hecho lo que no tuvimos narices de hacer. 


Me imagino que estarás al tanto de los múltiples problemas a los que se enfrentan muchos escritores a la hora de rescindir el contrato con las editoriales y a la hora de recuperar los derechos de autor de su obra. 

¿Crees qué es necesario "ir con las espaldas cubiertas" y buscarse un abogado antes de firmar nada para de este modo no dejarse llevar por la emoción y acabar siendo engañado? 

Creo que hoy es fácil estar bien informado. 

Desgraciadamente, los abogados son necesarios porque los estafadores y los timadores existen y puedes terminar dando con uno. 

Vamos a dejar volar la imaginación y a ser un poco ambiciosos. 

¿Qué editorial desearías que se fije en ti para publicar tus trabajos? 

Me conformo con cualquier sello de Random House. 

¡Puestos a pedir…! 


Muchísimas gracias por concederme esta entrevista y por el tiempo que has invertido en responder. 

Muchas gracias a ti por darme la oportunidad de presentarme a tus lectores.